jueves, 24 de mayo de 2012

Manipulación de las Emociones


Manipulación de las emociones
http://depsicologia.com/tcnicas-manipulacin/
Las técnicas de manipulación se basan en emociones básicas
Actúan por culpa, vergüenza, miedo, caricia el ego, desprecio (privación, dejar de hablar, ignorar), usando chantaje emocional entre otros. Lo más efectivo del manipulador es usar las emociones básicas como la culpa, la vergüenza, el miedo (al ridículo, la inseguridad, el qué dirán). Los manipuladores han aprendido a usar las técnicas al igual que un niño aprendió que usando el lloro lograba la golosina. El problema es que siendo adultos perfeccionan la técnica y se aprovechan de sus relaciones con otros para su beneficio. El manipulador tiene una visión particular de sentir y comportarse, el primero es él, y los demás son instrumentos que puede usar para lograr sus propósitos. El manipulador tiene un marcado rasgo de egoísmo. Son muy hábiles haciendo lo hacen, el manipulador usas sus tácticas y si le funcionan las va perfeccionando, llega el momento que son actores consumados. El trasfondo del manipulador está en que se siente “por encima” del resto, siente que tiene poder para lograr lo que quiere con determinadas personas usando sus técnicas. Hacer sentir culpable, llorar, escenificar desesperación: “Cómo has sido capaz”, “con lo que yo he hecho por ti”, “no me esperaba esto de ti”, “si yo te importara no harías eso” son frases típicas que tratan de hacer sentir culpable a quien las recibe. Hacerse la víctima es algo que muchas personas manipuladoras usan a menudo. Ellos/ellas son los árbitros de la conducta: “Deberías haber hecho”, “Debes hacer”, de esta manera proyectan culpabilidad y sentimiento de vergüenza en la otra persona que por incomodidad puede hacer lo que le dicen cuando en el fondo  no está de acuerdo. Criticar, pueden llegar a tejer una red mentiras, ridiculizar al otro, sea cara a cara para hacerle sentir molesto (hacerle sentir culpable o sentir vergüenza) o a terceras personas, en el trabajo, amigos, familia. Inventar mentiras para desacreditar. El manipulador “castiga” a la persona de esta manera, usando la crítica y la vergüenza con lo que la víctima es más susceptible de ser manipulada. No establecen relaciones igualitarias. Ellos hablan o deciden que no lo harán y tampoco te escucha. Imponen, o se hace lo que dicen o no hay conversación. No suelen pasar desapercibidos, pueden llegar a ser muy generosos haciendo favores, obsequiando con regalos; es una táctica luego en base a lo regalado pedirán tú hagas otras cosas que ellos necesitan. Pueden resultar encantadores, simpáticos, excelente personas. El problema es que suele ser una apariencia y lo que más les importa es el beneficio que tú puedas aportarles. Otra faceta es la manipulación por miedo, las amenazas, la coacción, si no haces lo que dicen sufrirás las consecuencias. 
El manipulador no va directo, usará “atajos” para lograr obtener de la otra persona lo que desea. Un manipulador tiene todos los derechos pero no concede los mismos a los demás.

Niños manipuladores: Cuándo decir basta
http://www.yocrezco.com/2009/04/ninos-manipuladores-cuando-decir-basta.asp
Todos los niños tienen la capacidad de convertirse en excelentes manipuladores. Que lo sean o no, dependerá del lugar que le hagan sus padres a estos manejos. Así, los niños son excelentes demandantes. De allí que intenten conseguir todo lo que se les presente apetitoso, sin cuestionarse y sin mucho análisis de lo que conlleva cada pedido.
Ahí comienza una historia de pedidos y de respuestas o intentos de corresponder a nuestros hijos. Dada entonces su capacidad de pedir sin discriminar hasta dónde, se tratará de que sus padres puedan darle un lugar a sus demandas, sin permitir el abuso. Esto se irá formando gradualmente conforme el crecimiento del niño y su capacidad de comprender y elaborar. Son los padres los encargados de ir trazando los límites razonables a todo aquello que exceda su capacidad para responder a los requerimientos.  Si todo este orden y esta limitación a sus extravagancias no se produce a tiempo, los niños comenzarán a verse cada vez más expansivos en su capacidad de pedir y de obtener. El circuito comienza así, y llega a lo que podemos llamar “manipulación”. Comienza en el nivel más próximo que son los padres, para avanzar luego en espiral creciente hasta otros significativos y extenderse luego a cualquiera que se les presente.  Encontrarse con el límite, para estos niños es una experiencia desconcertante de la que darán cuenta con gritos, berrinches y escándalos difíciles de disimular en público. Son niños que no aceptan un “no” como respuesta y que creen merecerlo todo.  El problema radica en la dificultad de los padres en comprender que los límites y los “no” tienen un costado necesario.  Con el tiempo y el desarrollo los niños comenzarán a mostrarse cada vez más astutos para conseguir aquello que quieran, y a sus padres la cuestión tenderá a írseles de las manos. Estos padres deberán poner más atención a sus inseguridades y sus miedos. Sobre todo lo relacionado a perder el amor del niño.  Niños manipuladores son niños que se quedan, por lo general, sin la posibilidad de disfrutar lo que tienen y de darle un valor a sus méritos y a todo lo que los rodea. Tienden a estar disconformes con todo y por eso creen que disponiendo de otros y haciéndolos cumplir con sus requerimientos hallarán algo de satisfacción o de gratificación. 

Jefas narco controlan cárteles como familias 
http://america.infobae.com/notas/50787-Jefas-narco-controlan-carteles-como-familias
20/5/2012 infobae.com
"Mientras los hombres sigan matándose entre ellos, cada vez habrá más mujeres", asegura un periodista mexicano. En el estado de Sinaloa hay una "cultura ancestral" del narcotráfico. El periodista, coordinador del libro “Las jefas del narco: el ascenso de las mujeres en el crimen organizado”, habló sobre la obra. Se trata de una compilación de textos escritos por estudiantes de periodismo y jóvenes académicos, quienes en la región de Sinaloa, fueron en busca de los testimonios de las mujeres que relevaron a sus maridos, hermanos y padres en el crimen organizado. Son mujeres fuertes que portan armas, no ocultan la obsesión por el poder y el dinero y que están dispuestas a pagar el alto precio de sangre y muerte que trae aparejado su desempeño en el mundo del delito "En Sinaloa, un lugar sólo comparable con Sicilia, en Italia, con Cali o Medellín, en Colombia, hay una cultura ancestral del narcotráfico. "Hay cosas que salen más caras que el avión con el que me muevo, mis casas, mis cuentas, lo que traigo puesto. Nada es gratis y aquí nada es fácil tampoco", dice una jefa del narco en una entrevista realizada por el joven periodista José Cisneros. Se trata de una mujer con nietos y quien perdió un hijo, asesinado por sus rivales. En la visión del periodista, "es una gran paradoja que cuando más se ha combatido en términos militares al narcotráfico (a raíz de la guerra emprendida por el presidente mexicano Felipe Calderón), más ha crecido el crimen organizado. En parte porque hay cárteles como el de Los Zetas que se han extendido incluso fuera de las fronteras de México y hoy dominan gran parte de Guatemala"."Y ese fortalecimiento está dado porque el fenómeno de la violencia empujó masivamente a las mujeres a la práctica del crimen organizado. Es sabido que la mujer integra más a la familia, por lo que no es de extrañar que detrás de ellas y con ellas ingresen al delito los otros integrantes del grupo familiar", afirma el experto. Según la Procuraduría General de la República, dice, en octubre pasado fueron detenidas en México 46 jefas del narco. Entre las primeras 15 personas más buscadas por la DEA, hay una mujer. La Secretaría de Relaciones Exteriores, en tanto, informó que en los últimos 10 años, se detuvieron 19.000 mexicanos en EEUU y entre ellos, 2143 eran mujeres. 

Características de Jezabel
Tomado de “Desenmascarando al espíritu de Jezabel” de John Paul Jackson
Una persona bajo esta influencia puede hacer muchas de las siguientes cosas en un momento u otro. Para crecer en su favor, la persona suele concentrarse en el pastor y otros líderes de la iglesia con el fin de encontrar el eslabón más débil para poder dominarlo. Al tratar de ganar el apoyo de la gente y del pastor, forma relaciones estratégicas con los que son considerados espirituales o influyentes por los demás. En un esfuerzo por aparentar espiritualidad, esta persona busca reconocimiento cuando manipula las cosas con el fin de obtener una ventaja. Tales personas conjuran sueños y visiones de su imaginación o los toman prestados de otros. Cuando esta persona recibe reconocimiento, inicialmente responde con falsa humildad, pero esta característica suele tener una duración muy breve. Cuando se la confronta, la persona se pone a la defensiva. Justifica sus acciones con frases como: "Solo estoy haciendo la voluntad de Dios" La persona suele alegar que tiene grandes revelaciones sobre el gobierno de los asuntos de la iglesia, pero no se acerca a la autoridad legítima. Primero, acude a los demás. La opinión de la persona suele convertirse en la última palabra en cada asunto, con lo que cobra más importancia que la del pastor. Esta persona busca a los demás por motivos impuros. Trata de tener discípulos y necesita la constante seguridad que le brindan sus seguidores. Sin ningún tipo de rendición de cuentas, prefiere orar por las personas en situaciones aisladas, en un rincón o en otro salón. De esta manera sus insinuaciones y falsas palabras proféticas no pueden ser cuestionadas. Trata de ganar credibilidad y engaña a otros con profecías provenientes de su alma, o da la palabra que a otra persona desea escuchar. Profetiza medias verdades o hechos poco conocidos como si fueran de Dios. Esta persona quiere ser considerada la más espiritual de la Iglesia y oculta su baja autoestima con el orgullo espiritual. Lamentablemente, la vida familiar de esta persona es dudosa. Puede ser soltera o casada. Si está casada, su cónyuge es, básicamente, débil, inconverso o infeliz. Esta persona domina y controla a cada persona de su grupo familiar.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada